Esta mujer sufrió en sus carnes la cogida de un gran perro, la pobre no daba crédito a lo que estaba viviendo, un animal la estaba follando de la manera mas total, no es que la rozara con su bastón de mando, ni le metiera la puntita, es que se la folló enterita, hasta donde el animal ya no podía entrar mas aunque quisiera.


Animal Sex

Ella desnuda se confió que era su mascota y no se atrevería a tanto y jugó con fuego al provocarle, fue entonces cuando el animal aprovechó la oportunidad que su ama le estaba brindando y no perdió tiempo en dejarle todo el badajo hasta los mismos huevecillos, cosa que luego a ella no le desagradó en absoluto, incluso se podría decir que le resultó muy satisfactoria la zoofilia repentina con el perro.