Esta chica podría pasarse el día entero haciendo mamadas de polla a su perro pues espera ansiosa a que el animal se corra en su boca para ella beberse toda la corrida y la lefa calentita, la zoofilia es su perdición y la marrana le hace unas chupadas de verga al perro profesionales y se lo traga todo.