Estas dos putas están rabiosas de calientes cuando cogen con perros al aire libre, son tan putas que les gusta exhibirse haciendo zoofilia a la luz del día cuando la gente de a pie puede verlas, ellas sonríen mientras pasa las personas y se las queda mirando, y es que son muy descaradas y les encanta provocar.

Aquí la tenemos en uno de sus encuentros sexuales con estas bestias que les deja el coño escocido, un perro se las está taladrando con tanta fuerza que se le puede ver lo rojo que tiene el chocho, sobre todo la rubia, pero no hay dolor cuando consigue sentir tanto placer, les gusta mucho estar desnuda totalmente cuando las graban haciendo la zoofilia.