Esta es una prueba para que nos hagamos una idea de la gran cantidad de vídeos de zoofilia que podemos encontrar, la gente tiene sexo con animales de lo más extraños porque solo tenemos que ver como esta mujer se mete un pez por el coño para entender que para gustos los colores, practicar la zoofilia con un pez no es precisamente de lo más normal, con caballos o perros es lo habitual, pero penetrarse la vagina con un pez tan grande como este es raro y yo diría que hasta peligroso pues se puede pinchar con las agallas y demás, a parte hay que ser muy puta y marrana para tener sexo con pescados, será que no podría encontrar otra cosa en la cocina para meterse como un pepino, un plátano o hasta una botella, que se yo, pero bueno a esta chica guapa e excita esto, que le vamos a hacer.