Esta chica tan espabilada prueba por primera vez la follada anal con un perro, la nena tenia su culito virgen, pero su perrito se lo ha desflorado y a ella por lo que se ve le ha encantado la experiencia, aunque se queje y se lamente en voz alta, como podemos escuchar en este video de zoofilia amateur, lo cierto es que le gusta mas de lo que aparenta, por algo no se mueve del lado del perro, y no es solo porque se haya quedado abotonada.

Aunque estas experiencias zoofilicas tan extremas hay que hacerlas con precaución, sobre todo cuando nunca antes te han penetrado el ano, y si encima quien te hace la penetración es tu mascota peluda, aun tienes que tener mas cuidado, aunque lo mas probable es que no pase nada y todo vaya bien, como al parecer le ha ido a esta chica, nunca está demás tomar precauciones utilizando algún tipo de lubricante para que la polla del animal resbale mejor hacia dentro del orto.

Category:

Perros