En este video de zoofilia gay, tenemos a un gordo asqueroso que se la mete entera a su perro por el culo, el muy cerdo tiene al animal atado y con un bozal puesto para que no le muerda durante la penetración, aparte el se encarga también de sujetarlo con las manos para que el animal se quede lo mas quieto posible, y aunque al perro no se le ve nervioso.

No creo que sea la forma de tener sexo anal con su mascota, vale que animales y personas puedan disfrutar juntos de relaciones íntimas, pero cuando los animales están atados ya es otra cosa, aunque el gordo seboso parece que se lo está pasando en grande enrabando por el orto a su propio perro, el perrito debe de disfrutar de la misma manera, por eso sería mejor que fuera el chucho el que se la encasquetara a él.