Este hombre de granja tiene una  necesidad imperiosa de sentir una polla firme y fuerte dentro de su culo, eso solo hay un animal que lo pueda satisfacer, se trata de un gran chancho que habita en su cochinera, es el macho de la manada y el que tiene a todas las hembras de la pocilga colmadas de semen a todas horas.

Pero este hombre siente una gran envidia de esas marranas cuando las ve montadas por el cerdo, quiere ser él el que goce de ese suculento taladro que el abra el ano de una vez por todas, hasta que consigue que el animal lo persiga hasta su casa estando en celo y en una de las habitaciones, el granjerito feliz es violado por el cerdo gigante.