Los hombres a los que les gusta tener sexo con animales son capaces de cualquier cosa con tal de sentir una buena polla dentro de su culo, es el caso de este chico que necesita ser penetrado por un pony y para ello utiliza un banco donde se tumba y abre las piernas para que el pequeño caballo pueda subirse y con su verga acabar cojiendo el culo del gay que es enculado con fuerza por este animal que le da unas buenas embestidas a su ano.